El deporte y el emprendimiento tienen más similitudes de las que tu crees, te explicamos por qué. Un deportista es una persona con las siguientes cualidades: dedicado, paciente, perseverante, tenaz, resiliente, colaborador y entre otras muchas más, ¿consideras que alguna de estas cualidades son diferentes a las de un emprendedor? A nuestro parecer no lo son. Cuando un persona toma la decisión de perseguir sus sueños y montarse en el bus del emprendimiento es, dedicado cada que enfoca su tiempo en ser mejor, paciente cuando no se desespera al no obtener los resultados tan pronto como se quisiera, perseverante cuando a pesar de los obstáculos no renuncia, tenaz cuando se impulsa a conseguir lo que quiere,  resiliente cada que se levanta después de un fracaso, colaborador cuando ayuda a su equipo de trabajo y así podemos continuar.

 

¡Vive el deporte!

Los grandes triunfos son el resultado de pequeñas victorias en el camino. Si aún no haces deporte, ponte el reto de correr un 5k. Busca ayuda para tu entrenamiento y vive todo el proceso de ejercitarse. Tendrás días malos, lesiones, satisfacciones, retos, y tendrás que tomar decisiones, todo esto con la única meta de completar los 5 kilómetros. De esta manera podrás vivir la experiencia de probarte a ti mismo y lograr una meta a nivel personal.

Un emprendedor si desea llegar a su meta con menos probabilidades de fracasar, es recomendable que se inicie en el mundo del ejercicio. Cuando comienzas a tener una rutina de ejercicios, lograrás comprender desde un punto de vista más personal lo similar que es al mundo de los negocios, además podrás probarte a ti mismo superando tus limites, aquellos que nunca creíste podrías lograr.