Como todos sabemos, el mundo de la tecnología esta siempre en constante cambio. Cada vez salen al mercado nuevos computadores, smartphones, televisores y otro tipo de dispositivos con exclusivas tecnologías. Donde las personas de las últimas generaciones están preparadas para asimilar estos nuevos cambios e interactuar con ellos. Pero, ¿y qué pasa con la mayoría de las personas de avanzada edad? Ellos no crecieron rodeados de tecnología, por lo tanto suelen quedarse atrás y ser más resistentes a los cambios. Aunque, ya existen muchas personas de la tercera edad que han decidido no dejarse vencer por la tecnología. Por esto, han tomado la iniciativa de afrontar estos nuevos cambios que tanto los acomplejan.

 

Masako Wakamiya

Ella es la regla a la excepción. Es una mujer japonesa de 81 años,  que le ha demostrado al mundo entero que para aprender no hay límite de edad. Después de haber trabajado 46 años en un importante banco de su país, se jubiló a los 60 años. Wakamiya, pasó algún tiempo sintiéndose fuera de lugar como muchos de su generación. Hasta que decidió estudiar informática donde por primera vez aprendió a usar un computador.

En su proceso de aprendizaje muchos le aconsejaban desertar de su estudio, pero ella al contrario se interesaba cada vez más por el entorno tecnológico. Así fue como siguió adelante con sus estudios, se inscribió a nuevos cursos, y uno de ellos fue el de programación de aplicaciones para iOS Seis meses después de compartir clases con  jóvenes de entre 13 y 27 años, de estudiar y poner en práctica constantemente todo lo aprendido, logró desarrollar su propia aplicación. Su nombre es Hinadan y puedes encontrarla en apple store para iPhone.  El objetivo de la aplicación es, que através de un juego donde se ubican a 12 muñecas en la posición correcta en una pantalla de cuatro niveles, se conozca el festival “Hinatmasuri” y sus tradiciones.

 

 

Masako Wakamiya no sólo desarrolla aplicaciones, sino que también es la fundadora del club de jubilados Mellow Club. Tiene un blog donde enseña como diseñar en excel y le encanta hacer vídeos de sus viajes por el Mediterráneo y Nueva Zelanda.

Ella es toda una inspiración para las personas de la tercera edad, que con su ejemplo le ha dado un nuevo aliento a estas personas que se sienten rechazadas por las nuevas generaciones.